Las manzanas de Oro

By in
0 0 0 No comments

Nos escapamos de la oficina… Tenemos la suerte de vivir en la falda de una montaña mágica, el Montseny. Hoy ha sido uno de esos días en que urge la necesidad de huir y vencer el ceño fruncido y los ojos enrojecidos de tanto pantallazo que va y viene. En cinco minutos nos encontramos como dos locas abrazando un árbol, cada una el suyo, por supuesto.

De pronto – la locura de nuestro trabajo lo tiene- me vienen a la cabeza las Dríades de Imanol Oliver, ninfas de los bosques que velan por las manzanas de oro del Árbol de las Hespérides. No puedo evitar la carcajada al observarnos a mí y a mi compañera, abrazadas al tronco, batallando por proteger, no las manzanas, sino nuestra salud mental, para no acabar locas de tanto trabajo creativo.

Viva la comunicación, pero viva el “saber parar a tiempo” y dar pausas, pequeños sorbos complacientes de serenidad y presencia, con el fin de lograr proteger -como las Dríades de Oliver- nuestras manzanas de oro, en nuestro caso, nuestra paz dorada, el descanso merecido.

CRÉDITOS: Peluquería: Imanol Oliver Maquillaje: Violeta Oliver Fotografía: Juan Sánchez Castillo Asistente: Abel Belmonte Modelo: Mariya Dmytrenko
CRÉDITOS: Peluquería: Imanol Oliver Maquillaje: Violeta Oliver Fotografía: Juan Sánchez Castillo Asistente: Abel Belmonte Modelo: Mariya Dmytrenko

 

Si te interesa esta colección y / o saber más acerca de Imanol Oliver contacta con nosotr@s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *